JAIME VIAL

Escultor

JAIME VIAL: AUTOBIOGRÁFICO Y EXISTENCIALISTA

"Sin descanso trabajo para satisfacer una mente que divaga entre la luz y la oscuridad"

Así se describe Jaime Vial en su Manifiesto: El pasajero sin maletas. Se inspira en el existencialismo, lee a Sartre y Bukowski. Escribe lo que piensa, lo que siente. Es auténtico, sorpresivo y directo. Sin embargo, no estamos hablamos de un escritor, no. Hablamos de un escultor. Un escultor, que además escribe. 

Comenzó siendo ayudante del artista plástico Palolo Valdés, para luego dedicarse a su trabajo personal. Trabajo autobiográfico, según nos cuenta. Hace años, inventó una técnica, una aleación entre el hormigón y acero, para crear sus obras, “el hormigón es la nueva tierra. Es un material noble y muy fuerte”, aseguró.  

“No tengo las cosas premeditadas, las cosas nacen”, así nos describe el artista sus trabajos. “A medida que empiezo a trabajar, empiezo a ver que van tomando forma y sigo, hasta encontrarle sentido”, especificó.

Su obra actual, consiste en cabezas. En su taller, nos encontramos con dibujos, escritos, música de los Rolling Stones y cabezas talladas. Decenas de cabezas talladas, de todos los tamaños, colores y personalidades. 

Jaime nos presentó a la señora con sombrero, al matemático y al Senador, entre otras personalidades. Y es que el escultor, busca plasmar en sus obras diferentes estereotipos de la sociedad chilena. A primera vista, cuesta ver las caras, pero a medida que vamos conociendo su trabajo, vamos identificando los rostros a los nombres.

La señora con sombrero, es altiva y elegante. La cabeza del matemático es enorme y cuadrada, nos recuerda un computador y del Senador, sólo podemos decir que tiene un gran parecido a uno de los más polémicos del país. Tendrán que verlos.

Respecto a la recepción del público, Jaime nos contó que ha sido muy favorable, “llegan personas y artistas que me dicen que nunca habían visto un trabajo similar. Que lo mío es totalmente nuevo. Hay gente que entiende mi trabajo y otros que no, pero lo aprecian de todas formas”. 

Su trabajo llegó hasta la Galería Isabel Aninat, el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) e incluso a Nueva York en el año 2006, donde participó de la exposición “Masters of the Imagination: Latin American Fine Art Exhibition”, en la Agora-Gallery.

Sin duda que estaremos atentos a sus nuevos trabajos, pero mientras tanto, les presentamos algunas de sus obras más destacadas.

 

le petit societe.

marzo 2012 

Al observar sus trabajos, nos interpelan a preguntarnos sobre la materia en que estos están construidos, ya que el artista los oculta permanentemente.

Los materiales, todos contemporáneos y perdurables, se entrelazan formando un volumen imbatible.

No nos deja ajeno la relación que todo autor establece con su obra desde su propia biografía y Vial sigue su propio proceso, reconstrucción, resiliencia, hormigón-fortaleza, aparecer-desaparecer, parecen ser algunas de las claves que nos entrega el artista para conocer su mundo interior.

De Mente/Museo de Arte Contemporáneo/2008/Beatriz Bustos

 

Jaime Vial/ lo biográfico/ obsesiones

Provocadora es  la invitación de Jaime Vial a escribir unas palabras, en el contexto de su exposición Evolución de mi obsesión, la cual  se inaugura en abril del año 2010 en Galería Isabel Aninat, Santiago de Chile.

Es provocadora su invitación, ya que para escribir en relación a obras que se plasman tan arraigadas al “yo”, como es el caso de los trabajos de este artista, considero adecuado dejar toda pretensión  “teórica”, para  dar paso a la escritura, invitando a través de ésta a potenciar el campo del conocimiento tácito*, campo que puede aparecer disonante  en relación a la teorización local imperante. Desafío para los que vistan la exposición, ya que dejarse interpelar desde los “gut feelings”* es un ejercicio que en este caso no nos dejará indiferentes.

 

Conocí el trabajo  de Jaime Vial durante el proceso de la exhibición De-mente realizada en el Museo de Arte Contemporáneo  durante el  año 2008.

 Compartimos  antes y después de la presentación de su instalación, llevada a cabo en el edificio patrimonial de MAC Quinta Normal, momentos interrumpidos de conversaciones, visitas a su taller y lecturas de sus escritos.

Puedo decir, me aproximo al  mundo de Jaime Vial, recorreré entonces, con la mirada y la palabra: Evolución de mi obsesión. Recibo esta posibilidad, como una donación que  me ha otorgado, la cual me entrega  la oportunidad  para develar   parte de lo que el artista nos entrega como ofrenda, la cual proviene del “vientre de su alma”.*

 

Desde los años cincuenta, en la literatura existe interés en situar las  autobiografías en un género literario. A la vez la filosofía  replantea, desde diferentes ejes, la noción de sujeto. Estudios  desde el campo de la semántica, buscan nuevos modelos que permitan comprender conceptos de verdad y significado en  los paradigmas del sujeto,  su presente  y  su pasado.

 Lo biográfico  es abordado a la vez,  desde el campo de la sicología y su vínculo con el arte y la historia, por  la neo sicoanalista alemana Alice Muller en su texto: La Llave Perdida.

 

 

 

 

 

 

 La incorporación de lo biográfico en el ser humano, como incide la infancia en los actos futuros, y estos en el devenir histórico y la cultura, lo presenta creativamente  esta autora en su libro. Valiéndose de   biografías y análisis, de Hitler, Nietzche y  diferentes artistas y sus obras, pone en crisis A .Muller, la clásica biografía historiográfica.

 

 

 

 Detengámonos en los “sentidos” y sin sentidos presentados durante una entrevista realizada por Tamar Garb a  Christian Boltanski, artista visual, que opera con materiales biográficos, y los acontecimientos ocurridos durante su infancia.

 T. G.: el artista que trabaja con el yo, es el yo con el cual trabaja? Su trabajo es el yo,..quién es C.Boltanski

 

C. Boltanski: Pienso que no soy nadie..si uno trabaja como artista, uno se destruye a si mismo. Mientras más trabajas menos existes, cada vez que das una entrevista una parte tuya desaparece. Parece espantoso, pero, también puede ser una cosa buena, ya que es más fácil hacer arte que vivir.

 

El trabajo con y desde lo biográfico, es uno de los elementos relevantes que se encuentran  presentes  en la obra de Vial, lo cual es en si mismo tensionador, ya que convoca esferas opuestas entre si: presente/pasado y nos lleva necesariamente a la analogía de las pulsiones: vida/muerte.

 

El difuso límite entre estos opuestos, cuya característica es la ambigüedad, imprecisión y permeabilidad,  es una de las dinámicas con las cual  podemos establecer un diálogo con la obra de Vial. Y si nos detenemos en el autor, podemos decir que  la relación que establece  el que habla de si (relata  su pasado) y el  quehacer que éste  realiza en el presente, es inquietante, ya que éste se sitúa en los limites de  la comprensión cognitiva, en un momento de disolución. Momento adecuado para que el conocimiento tácito se despliegue, y junto a él sus múltiples posibilidades,  fermento es la ausencia de limites, del campo del inconciente.

 

Nos seduce en el mundo de  Vial, el impulso de repetición presente en sus trabajos, este wiederholungszwang  aparece en su quehacer y cruza  la producción de todos  sus trabajos: una sola matriz, con múltiples variaciones. Una misma “historia”, contada de diferentes maneras. Esta historia proviene de lo más profundo del ser, es su  llave perdida.*

 

Durante el recorrido, los  rostros/fragmentos de hormigón, emplazados en la galería, nos conducen a tomar una  elección,  tendremos que elegir  entre detenernos en cada obra, o evadir la mirada singular y ver los cuerpos de hormigón en una relación plural.

 

La mirada nos es sustraída en esta acción, aparecer/desaparecer, singular/ plural nos perturba.

 

 La simultaneidad en  que comparecen estos cuerpos de hormigón, nos introduce en  laberintos. Estos ya no son los laberintos biográficos de Vial, son nuestros  laberintos, y la relación incierta que establecemos con éstos, desde nuestro “yo”.

 Incorporamos las  preocupaciones que el autor  nos enuncia en Evolución de mi obsesión, las hacemos nuestras, ya no somos los mismos, hay fortaleza en el hormigón, hay belleza, se deja abierta la posibilidad de la trascendencia,

 “traspasando los límites de la experiencia visible…...encontrar un destello de la realidad incomprensible”.*

 

 

Beatriz Bustos Oyanedel

Curadora

 

 

* San Agustín, Confesiones, vientre del alma: memoria

 *Tamar Garb, Interview, Christian Boltanski, Phaidon 1997

*Gerd Gigerenzer, Gut Feelings,The intelligence of the unconscious

* Wiederholungszwang   término utilizado por S. Freud, repetición involuntaria que proviene del inconciente

* Alice Muller, La llave Pérdida, neo sicoanalista alemana

*entendiéndose esta según el sistema Kantiano

 

 

 

 

 

 

 

 

Jaime Vial

E S C U L T O R

 

 

Como todo artista plástico y entre ellos enumero pintores, escultores, grabadores y naturalmente arquitectos, el escultor Jaime Vial ha tenido una trayectoria de búsqueda perfectamente válida.

 

En este proceso Vial ha recorrido en su encuentro personal, distintas maneras de expresar su arte en una actitud particularmente ecléctica, algunas veces desechable como también en múltiples ocasiones de gran valor.  Este recorrido duro, agobiante y también estimulante, se corona en el caso de Vial con su última obra, consistente en un grupo de cabezas de hormigón encinchadas con tiras de metal a la manera de un implacable vendaje. Es el trabajo, a mi juicio,  más sólido y coherente del artista que se basa, así lo sospecho, en su propia realidad física y espiritual.

 

El infortunado accidente que modificó su rostro, se refleja con una fuerza inusitada en esta serie de cabezas que reflejan, quizás queriéndolo o quizás no, un drama personal que ha sabido sobrellevar y que hoy le están señalando el camino que buscó por años.

 

La fuerza expresiva del hormigón bruto contenido por estos vendajes metálicos, nos hablan de una postura extraordinariamente interesante y válida, sobre todo si consideramos las vivencias del artista.

 

En resumen, reconozco y acepto un período inicial de búsqueda un tanto ingenua e irregular en el uso de los materiales como en sus resoluciones formales, en donde más que aciertos hay infinidad de propuestas que no se relacionan entre si para llegar a una que, intuyo, nace del alma y por tanto, muestran una energía y calidad  que el escultor no había logrado.

 

Estoy cierto que esta serie de cabezas dará que hablar y situará definitivamente a Jaime Vial entre los escultores promisorios de este país.

 

 

 

Cristián Boza

 

Julio 2007.